Guia Interiorismo

HABLANDO AL CONSUMIDOR

Desde el Colegio tratamos de transmitir información de interés para ustedes, en el caso de que tengan intención de acometer obras, tanto si es en su vivienda, empresa o negocio.

Confiamos que ello les permitirá saber con qué se van a encontrar, qué requisitos ha de tener presente, qué cuantía económica aproximada deberá invertir, con qué previsión de tiempo ha de contar para llevarla a cabo sin que suponga un proceso que conlleve desagradables sorpresas económicas o que pueda llegar a complicar la vida familiar o la normal marcha del negocio.

Tanto si lo piensan acometer por cuenta propia, como si va a recurrir al profesional específico, (no todas las obras se pueden resolver con el  bricolaje o con soluciones caseras), tendrá ya las ideas ordenadas y más conocimiento de causa  para llevarlo a feliz término sin agobios.

¿Quién es si no, un profesional cualificado como el Diseñador de Interiores –Arquitecto de Interiores, Decorador, (llamémosle Interiorista en adelante), el que tiene preparación, especialización y dedicación para desarrollar, redactar y ejecutar el proyecto que se le solicite?.

¿Por qué asumir el trabajo de otros, quienes para ejercerlo, se les exigen un Título Académico reglado y estar Colegiado? Estas exigencias que se piden a los Interioristas en el ejercicio de su profesión, son precisamente para que usted, como cliente y consumidor, esté amparado y protegido y para que el espacio intervenido esté ejecutado con el rigor de la excelencia profesional y de las exigencias oficiales de habitabilidad y seguridad de los usuarios.

¿Por qué arriesgar la inversión a realizar, si el Interiorista es capaz de conseguir un mayor aprovechamiento?

¿Por qué no aprovechar la formación tanto técnica como estética que posee el Interiorista, poniéndolo al servicio de sus intereses en el proyecto de su vivienda o de su empresa?. Póngalo a trabajar para usted, sáquele todo su potencial creativo, especialmente esa capacidad y preparación artística que les diferencia de otras profesiones técnicas.

El Interiorista cuando proyecta está aportando todas las soluciones  técnicas para que la ejecución cumpla con todos los requisitos constructivos, de instalaciones y de funcionalidad, pero a la vez está dando una imagen, un lenguaje, una interpretación del espacio según los cánones escogidos, un estilo, una innovación, una apuesta de futuro; en resumen, un alma al espacio y a la actividad que se vaya a realizar en él.

Son generadores de ideas y soluciones innovadoras para el bienestar de todos. Y eso es un valor añadido que cotiza en la sociedad actual, donde las necesidades básicas han pasado a ser otras. Se busca la imagen, la identidad que contrarreste la que impone la globalización, se degusta la cultura, se quiere disfrutar de la sociedad del bienestar. Todos sabemos lo que queremos o nos gusta, pero una buena influencia, un buen asesoramiento, nos puede descubrir muchos otros valores insospechados con los que disfrutar. Los Interioristas están ahí, en la brecha, a la búsqueda de matices, sensaciones, nuevas lecturas de lo cotidiano, creando espacio para ser vividos de otras muchas  maneras….

 

¿QUÉ LUGAR OCUPA EL INTERIORISMO?

En términos de competencias técnicas, el territorio queda concretado en las atribuciones que le confiere su R.D. Pero nos es cierto que eso suponga limitaciones en el ejercicio de su profesión, sino concreción de sus responsabilidades, tanto en cuanto su actividad se realice sobre un espacio interior, pero no siempre es así como seguiremos exponiendo.

El Interiorista se mueve en espacios tan variados como los que proponen las necesidades de las actividades sociales. Todas las actividades humanas están rodeadas de ritos, protocolo, representatividad, teatralidad, liturgia, simbolismo, interpretación, estatus, como parte de su lenguaje.

El Interiorista los llena de contenidos apropiados para cada actividad y estas se desarrollan tanto en exteriores como en interiores. El ropaje que demanda todas esas situaciones no lo puede ofrecer otros técnicos mejor que el Interiorista, porque su especificidad es esa.

El Interiorista sabe dar respuestas funcionales y creativas a los espacios donde se realizan esas actividades, con su capacidad de emular las situaciones

Espacios públicos  como organismos oficiales, docentes, sanitarios, deportivos, espectáculos, centros de ocio, centros comerciales, Espacios lúdicos, expositivos, centros de congresos, feriales, escenografías, cinematografía, museografía…

Espacios privados como residenciales, pequeños y medianos comercios, oficinas y despachos, hostelería, hospedería,…

El Interiorista tiene su actividad en el mundo de la construcción, porque su preparación no es solo para la ornamentación o el amueblamiento, error muy extendido entre el público no docto; esos son unos de los muchos capítulos que maneja. En la redacción de su proyecto, distribuye, compartimenta, prevé el lugar de las instalaciones necesarias, conjuga todas las partes que intervienen, diseña elementos específicos para cada situación.

Si hacemos una relación de los capítulos que desarrolla en el proyecto se concretarían en

  • Derribos y actuaciones previas.
  • Albañilería
  • Saneamiento y Fontanería
  • Carpinterías exteriores e interiores
  • Vidrios
  • Electricidad e Iluminación
  • Climatización
  • Revestimientos y acabados
  • Pinturas
  • Ebanistería, carpintería
  • Metalistería

El Interiorista cuenta para su actividad con los ramos filiares como

  • Amueblamiento
  • Textiles
  • Ornamentación
  • Complementos y accesorios
  • Equipamientos
  • Artesanías y Talleres especializados de restauración, realización de diseños especiales, murales, fotógrafos,….

¿CÓMO AYUDA EL COLEGIO PROFESIONAL AL

INTERIORISTA EN EL EJERCICIO DE SU

PROFESIÓN?

Ante todo, los une en un esfuerzo común en pro de sus intereses profesionales y les da las herramientas para ejercer sus derechos y obligaciones dentro del marco de la legalidad y el reconocimiento de sus atribuciones por parte de los organismos oficiales.

Salvaguarda el lugar que les corresponde en el mundo laboral luchando contra el intrusismo y la competencia desleal.

Actualiza su formación con Cursos, Jornadas informativas, Jornadas técnicas…

Promueve Convenios con organismos oficiales, corporaciones y empresas, creando vínculos de ayudas mutuas.

Promueve actuaciones que propician encuentros entre profesionales del mismo sector, fabricantes, empresas constructoras, representantes, distribuidores para intercambiar experiencias e ideas, propician acuerdos comerciales y laborales.

CONSEJOS PARA SU PROYECTO DE

INTERIORISMO

A la hora de abordar un proyecto de interiorismo, ha de tener en cuenta muchos aspectos.
Para facilitarle la tarea, le indicamos los apartados más relevantes que debe considerar para culminar su obra con éxito, dentro del plazo y el presupuesto establecidos:

  1. Defina bien sus necesidades
    Piense en la utilización que hará del espacio: si es para uso profesional o familiar, quiénes serán sus usuarios, qué tipo de equipamiento requerirá… Reúna toda la información posible sobre sus necesidades porque le será de gran ayuda al profesional que le asesore posteriormente.
  2. Busque un interiorista
    Busque un interiorista que le ayude a hallar las mejores soluciones para su proyecto y lo planifique adecuadamente. A la hora de realizar la selección, tenga en cuenta las especialidades de cada profesional y el estilo decorativo. Ambos aspectos tienen que ser coherentes con el espíritu de su proyecto y sus gustos estéticos.
  3. Contrate al interiorista
    Una vez seleccionado el profesional, pacte con él los términos de colaboración. Debe acordar con él los honorarios. Las tareas básicas que realizará el interiorista son, las siguientes: Realizar el proyecto, dirigir la ejecución de obra, vigilar la calidad del proceso y de los materiales utilizados y controlar la correcta ejecución del presupuesto.
  4. Solicite las licencias
    Antes de comenzar la obra, es obligatorio solicitar las oportunas licencias al Ayuntamiento. Como los trámites se alargan, conviene que efectúe la solicitud con antelación para que la falta de licencia no retrase el inicio de las obras.
  5. Pida presupuestos y adjudique la ejecución de la obra
    Es recomendable que solicite más de un presupuesto. A la hora de adjudicar la obra, es importante que pida referencias de otros trabajos realizados.
  6. Comienzo de la obra
    Al empezar la obra, hay dos aspectos que tienen que cuidar en especial: el control de los plazos y las desviaciones. Si la ejecución se alarga de forma innecesaria, es seguro que tendrá repercusiones económicas, aparte de la incomodidad. En cuanto a los cambios y modificaciones, lo más recomendable es evitarlos al máximo. Causan retrasos en la obra y, sobre todo, incrementan notablemente el coste del proyecto.
  7. Finalización de la obra
    La finalización de la obra se produce con el visado del Certificado Fin de Obra en el Colegio Oficial de Diseñadores de Interior que le servirá para conseguir la Cédula de Habitabilidad y concesión de la Licencia de Apertura de su negocio o actividad.

RAZONES PARA CONTRATAR A UN

INTERIORISTA

  1. Asesoramiento integral
    El interiorista estudiará con detalle las necesidades de su cliente y las características del espacio (superficie, estructuras, luz, orientación, posibilidades de equipamiento) para proporcionar la mejor solución de interiorismo posible a su proyecto.
  2. Adecuación a la normativa vigente
    El diseñador de interior/decorador es el profesional capacitado técnica y legalmente, para realizar proyectos de interiorismo, dentro de los condicionantes legales de aplicación.
  3. Gestión más sencilla
    Cuando una persona no es experta en la materia, la gestión de todo el proceso de un proyecto se convierte en algo complejo. El trabajo del interiorista hará que la gestión parezca más sencilla y permitirá que el cliente se despreocupe.
  4. Dirección del proyecto
    El interiorista se ocupará de la dirección de todo el proceso del proyecto, desde la idea inicial hasta la ejecución final. Resolverá los problemas que puedan surgir y velará por que el resultado sea fiel a las expectativas del cliente.
  5. Conocimiento del mercado
    El interiorista conoce con profundidad el mercado del interiorismo y la decoración. Nadie mejor que él le asesorará sobre materiales, equipamiento y soluciones constructivas.
  6. Control de presupuesto
    Un riesgo importante de las reformas es la desviación del presupuesto debido a los cambios imprevistos. Si su proyecto es dirigido por un interiorista, este riesgo se minimizará porque todo estará planificado de antemano.
  7. Estética
    El interiorista es un profesional del diseño que sabe combinar el espacio, los materiales, las instalaciones y el mobiliario para lograr un resultado funcional, armonioso y estético. El interiorista aporta un valor añadido a su vivienda o negocio.
  8. Profesionalidad
    Los interioristas son profesionales adscritos al Colegio Oficial de Diseñadores de Interior/Decoradores. Su trabajo debe cumplir con los estándares establecidos por el Colegio, que es responsable del visado de todos los proyectos y garantiza la calidad profesional de los proyectos y la ética en el ejercicio de la profesión de sus colegiados.
  9. Garantía
    El diseñador de interior/ decorador actuará en defensa de la obra bien hecha, garantizando la calidad de ejecución, mediante la dirección de obra profesional.
  10. Calidad
    La intervención de un interiorista hará que el proyecto, desde la idea inicial hasta los últimos acabados, se desarrolle de acuerdo con los niveles de calidad exigidos.

 

Comments are closed.